domingo, 31 de octubre de 2010

El Trapío

El trapío es la buena planta y gallardía de un toro de lidia. El trapío no es cuestión del tamaño, sino del conjunto de rasgos externos, actitudes y reacciones del toro, observables a simple vista. El trapío debe expresar armónicamente el prototipo racial del toro de lidia. Un toro con trapío es cuando reúne las cualidades físicas y la presencia necesaria para ser lidiado en una plaza de toros.

En primera instancia, el trapío corresponde al fenotipo, es decir, a la apariencia externa.  Los principales rasgos morfológicos para determinarlo son:

· Tamaño y peso.
· Conformación del tronco y de las extremidades.
· Conformación de la cabeza y el cuello.
· Conformación de la cornamenta.

A la hora de apreciar el trapío de un toro hay que conocer las características morfológicas del encaste que procede. También su genotipo; la actitud y el comportamiento que refleje en la lidia. Sus movimientos, posturas y embestidas, que indiquen su viveza y nervio. Otro factor a tomar en cuenta es la edad, la cual ayuda, pero no es determinante.

Este espectáculo es de toros bravos y uno de sus principales ingredientes es la emoción permanente de peligro que estos causan, un toro con trapío ayuda a transmitir esta sensación.

Para juzgar el correcto trapío de un toro depende de la plaza de toros donde  se lidie. En las plazas de primera categoría este debe ser impecable. Lamentablemente en los últimos años, en La Plaza México, cada vez que viene una figura europea, los toros que se lidian no siempre tienen el trapío

Los profesionales mexicanos debemos entender, que para el bien de nuestra fiesta hay que empezar a respetarnos a nosotros mismos, si nosotros no lo hacemos, los de afuera menos,  a la  larga es nuestro espectáculo el más perjudicado. Cuantos aficionados, aunque no han dejado de serlo, si han dejado ya de ir a la plaza.  En cuestión de negocios es más fácil captar un nuevo cliente, que recuperar uno perdido.

Si las figuras extranjeras aceptan torear en “La México”, deben admitir torear toros con trapío, los cuales en México sí hay. Amigos radioescuchas, estas figuras de primer nivel son tan profesionales, que tienen gente a su cargo (en el medio taurino llamados veedores) que con mucho tiempo de anticipación, van al campo a ver las corridas que su matadores van a torear. Esté usted seguro que cuando sale un toro al ruedo, y más tratándose de la México, ya saben perfectamente de que toro se trata. A la hora de cobrar si se comportan como figuras, pero para a la hora de escoger los toros que lidian no siempre. Como aficionados queremos ver toros con trapío, las figuras cobran, los boletos cada vez son más caros y los derechos de apartado, año con año suben sus precios por arriba de los índices de inflación.

Estamos a una semana de que empiece la temporada grande; exijamos; vale la pena hacer las cosas bien, al fin y al cabo es por el futuro de nuestro espectáculo preferido.

1 comentario: